Blog

Conclusiones de la exposición

Ermita de Sant Pau.
Sant Pol de mar, 2010.

La exposición que he realizado en Sant Pol de Mar ha terminado. Los resultados a nivel material no han sido tan buenos como los del año pasado, sin embargo no me puedo quejar por las ventas realizadas teniendo en cuenta la larga duración de esta crisis que no nos abandona.

Es cierto que la crisis existe y que los asuntos económicos no andan muy bien, pero una gran dosis de esta retención del mercado se debe al factor psicológico; tanto mensaje negativo día tras día en los medios de comunicación y por parte de los cizañeros que quieren que todo vaya mal para conseguir el trono del gobierno, hacen que la gente tenga más miedo a realizar cualquier compra de lo que en realidad deberían tener. No hemos de olvidar que la mayoría de las personas que continúan teniendo el mismo trabajo y el mismo sueldo no padecen la crisis, todo lo contrario pueden encontrar algunas rebajas en algunos productos.

Volviendo a mi exposición debo añadir que a pesar de todo, la acogida del público y los elogios han sido numerosos. Estoy convencido, cada día más, que la gente de la calle quiere ver pintura y está un poco harta de los «inventos artísticos y conceptuales» de los artistas protegidos y de los intelectuales «entendidos» en arte. Casi todos los visitantes con los que he intercambiado opiniones sobre la arte actual, es decir el arte que está oficialmente reconocido en los museos vanguardistas, tienen la opinión de que es una tomadura de pelo que ni entienden ni les gusta.

Por otra parte también estoy contento con la acogida que tienen los retratos femeninos en los que últimamente estoy trabajando, consiguen agradar, sorprender por sus colores y sugerir comentarios sobre la retratada, sin llegar a verse como un retrato personal sino simplemente como una pintura en la que los colores y las formas crean una armonía de colores. Esta es la finalidad que busco.

Sinceramente, el balance es muy positivo desde el punto de vista artístico, desde el punto de vista de las convicciones que defiendo y en las que creo acabarán imponiéndose, ya que la gente de la calle, a la cual yo intento llegar después de conseguir llegarme a mi mismo, se muestra interesada en la pintura, en el simple hecho de ver una pintura que les deleite el sentido de la vista y a través de ella les haga vibrar el alma.

Os agradezco sinceramente vuestra asistencia.

 

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Pin on Pinterest

1 Comments

  1. María Cristina Faleroni

    Mi gran artista Martì Ceballos, no tenìa dudas que tu muestra iba a gustar y mucho.
    Cuando màs miro los rostros de tu serie de mujeres, caigo en una ensoñaciòn; los colores son magnìficos y sus semblantes adquieren vida, te hablan en el silencio de una mirada, en el sentimiento sostenido de una mueca,o en el fulgor solemne de su grandeza.
    Un abrazo mi querido amigo de tanto tiempo, te mereces todo lo mejor porque siempre no has dado lo mejor de ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *