Blog

El asunto del estilo

Apreciado Anxo,

He leído tu artículo «El asunto del estilo» que tienes en tu blog y me ha parecido una reflexión muy acertada. Ya tratamos de este tema recientemente tú y yo a través de mi Blog. Estoy totalmente de acuerdo contigo en que esta búsqueda de estilo, que actualmente veo en la mayoría de las exposiciones, lo único que hace es limitar al artista y cerrarle el paso a nuevos hallazgos. Quizás esta búsqueda de estilo es debida también a la comodidad de no tener que investigar nuevos caminos que en muchas ocasiones fracasan. El artista actual, en general, se siente «protegido» con su estilo, su ego está satisfecho porque piensa que los demás lo reconocen como único, como un ser privilegiado que tiene su propio sello personal, pero esto, a mi juicio, no beneficia en absoluto al arte en general ni al propio arte del artista. Estoy cansado de ver exposiciones en las que se ve a una legua que el artista busca esta finalidad: sorprender con su estilo y sobre todo con su temática, en la mayoría de las ocasiones una temática absolutamente antiestética. Pienso que actualmente se tiende más a querer sorprender al público y a los «entendidos» (en perjuicio de la estética), que a realizar una obra que realmente satisfaga al propio artista y como consecuencia al espectador, ávido de contemplar una buena obra de arte en la que el buen oficio y la armonía de colores y formas hagan vibrar todo su ser.

Estoy también de acuerdo contigo en que el estilo no se debe buscar, fluye con el tiempo como la propia caligrafía de un escrito, que es única e inimitable. ¿A quién se le ocurriría querer tener un estilo en la manera de rotular la caligrafía de un escrito? Ésta surge con la práctica y con la perseverancia y acaba siendo única y propia de su autor. No nos engañemos, el estilo no es algo que se deba usar como quien ha encontrado la piedra filosofal, el estilo debe manar de la parte más interior del artista y por tanto puede ser cambiante como lo es el propio ser.

Como ejemplo dos retratos del gran Matisse. Un mismo autor, dos estilos.


Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Pin on Pinterest

5 Comments

  1. Anxova

    Gracias, Guillermo, por la mención y tu reflexión sobre este tema.

    Gombrich dedicó "Arte e Ilusión" precisamente a este asunto del estilo. Incluso su "Historia del Arte" tiene el germen de ese estudio en algunas jugosas observaciones y reflexiones de alto nivel a pesar de que este es un libro divulgativo.

    Me ha sorprendido y hecho pensar la referencia al ego del artista. No lo había llegado a plantear así, pero es verdad, lo cierto es que la motivación principal de esta loca búsqueda de estilos homologables o rompedores (que curiosamente ambas cosas son lo mismo hoy día) es ese ego insatisfecho. El tener un estilo rompedor "como todos los demás" parece que por una parte distingue y por otra integra en el conjunto de artistas a tener en cuenta.

    Hoy precisamente visité el Museo Picasso de Málaga. En la primera sala hay una hermosa cita que viene a decir justo lo que estamos comentando, lo absurdo de esa carrera por lograr el estilo novedosísimo y que cree el artista que lo consagrará, elevándolo sobre los demás y fijándolo en el Olimpo de los artistas.

    Entresacando de la cita: "Mi objeto al pintar es mostrar lo que he encontrado, no lo que estoy buscando".

  2. Ceballos

    Se me olvidó decirte que voy a comprar el libro de Gombrich "Arte e Ilusión", tengo muchas ganas de leerlo.

    Disfruta de Málaga… ¡Que gran genio Picasso! Su estilo (estilos, mejor dicho) salen directamente de su constante trabajo y de la parte más auténtica de su ser.

  3. Anxova

    Es un gran libro. El que yo tengo por desgracia no es mío, tendré que devolverlo tras un laargo préstamo que me hizo un amigo.

    Ya me contarás qué te pareció.

    Saludos y mucha suerte con lo que me contaste.

  4. Arte Marga Grigera

    qué pensaría Van Gogh mientras pintaba? en cuánto vendería esa tela? otros pintaban sobre pedido……. tantos… lo que dura tu obra es lo que dura la felicidad de ese cuadro… lo demás es añadidura……. precio, crítica, éxito, fracaso……. ta ta ta…. me voy a pintar algo………..

  5. Alberto Quero

    Soy aficionado a la pintura, pinto de vez en cuando, cuando me deja mi obligación laboral.Me ha llamado la atención la reflexión sobre el estilo,con la que estoy de acuerdo.Reconozco un estilo propio en muchos pintores (labrado a base de trabajo o impostado), pero me preocupaba un poco el no tener yo un estilo propio.Ahora entiendo que es cuestión de trabajo y reflexión .Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *